Ecosistemas serranos

Sierras Blancas, Canucha, Alpujata y Sierra de Mijas

Sierra de Mijas, el pulmón verde de la Costa del Sol

Sí, esa sierra con cuatro picos característicos que ves todos días cuando vas a comprar el pan, yendo al  cole o cuando paseas por las calles de Mijas, es nada más y nada menos que la sierra que recibe el nombre  del municipio, la Sierra de Mijas. Es una sierra situada en el centro-sur de Málaga, al sur de la Península  Ibérica.  

En ella predominan los materiales dolomíticos con afloramientos de peridotitas. Uno de estos  afloramientos de interés, es el del Puerto de los Pescadores, en el que podemos apreciar un precioso  alcornocal con la presencia de Quercus suber (alcornoque). Para conocer un poco más la sierra, vamos a  elegir una especie de ave de la zona y que además, tenga una buena vista…un ¡águila real (Aquila  chrysaetos)¡ Pues bien vamos a imaginar que somos un águila real y que volamos encima de la Sierra de  Mijas. Lo primero que nos llamaría la atención es que la cara sur y norte de esta formación serrana, tienen  una diferencia muy clara. La cara sur es muy escarpada, mientras que la cara norte presenta una pendiente  más suave que llega hasta el valle del río Guadalhorce. Este hecho junto con la diferente pluviosidad hace que la vegetación de una y otra sea diferente y que en general, no encontremos especies de gran porte, pero 

no te preocupes porque está llena de pequeñas plantas que solo podrás ver en la zona, que te sorprenderán  por su belleza y rareza.  

Estamos ante una sierra de valores ambientales indiscutibles y a la que famosos botánicos como Edmond  Boissier, asombró su riqueza en cuanto a especies vegetales. Y no solo, es un importante enclave para la  flora, sino que forma parte de una riqueza faunística muy importante y en la que podemos ver especies  endémicas de la Península Ibérica de gran interés. ¿Queréis conocer estas especies? 

¿Sabías qué?

El pico más alto de Sierra de Mijas, llamado Pico de Mijas llega a los 1150m, seguido de  Cabeza de las Cruces (1136m), Pico Mendoza (1100m) y Cerro Castillejo (973m). Por lo que un día de  invierno muy frío puede que, al salir de casa te encuentres ¡la sierra completamente blanca!

Capra pyrenaica conocida comúnmente como cabra montesa, puede que no te sorprenda encontrar esta  especie si paseas por la sierra, pero has de saber que se trata de un endemismo ibérico, por lo que si ves a  un extranjero con la boca abierta mientras ve una cabra montesa no te extrañes, puede que nunca haya oído  hablar de esta especie. La cabra montesa es fácil de identificar por sus robustos cuernos con una ligera  inclinación hacia la parte trasera de los individuos machos y aunque las hembras no porten estos robustos  cuernos, puede que al verlas puedas ver una o dos cabritas pequeñas que la siguen. 

Trepador azul (Sitta europaea), es un ave muy característica de plumaje de las alas azul y parte interior  anaranjada mucho más intenso en los machos y que no supera los 15 cm de longitud. Si ves un ave pequeñita  andando cabeza abajo por el tronco de un árbol, no tengas dudas se trata del trepador azul. 

Sierra Alpujata

Quizás, alguna vez has mirado hacia el Norte por la ventana de tu habitación y has visto una pequeña  sierra entre las Sierra de Mijas y Sierra Blanca, preguntándote por qué a simple vista esta sierra parece  menos poblada de vegetación que sus vecinas. Pues bien, estamos hablando de la ¡Sierra de Alpujata! 

Esta pequeña sierra, tiene unas características muy particulares y, es que la naturaleza de la roca que la  conforma la hace junto con otros afloramientos del Sur de la Península Ibérica como la Sierra Bermeja o  la Sierra de Aguas casi única a nivel mundial, se trata de un afloramiento de peridotitas. Pero claro, ahora  te estarás preguntando ¿qué significa eso? Pues son rocas que se encuentran en el manto superior de la  Tierra, a profundidades mayores de 30 km por debajo de la corteza continental, pero que han subido a la  superficie después de violentos procesos geológicos debido al choque de placas tectónicas ocurridos hace  unos 22 millones de años. 

Aunque a primera vista puede ser una característica muy interesante, para la vegetación no es tan  favorable ya que hace que el suelo presenta ciertas limitaciones en nutrientes para su crecimiento. En  definitiva, aquí no podríamos tener un huerto con tomates y pimientos, pero no te preocupes porque la  naturaleza es sabia y ha permitido que ciertas plantas se adapten a crecer sobre estos suelos y ya no solo  esto, sino que sólo crecen aquí (vegetación serpentinícola).

Descubre y aprende con nosotros sobre la biodiversidad de Mijas

Zona Especial de Conservación

Río Fuengirola

Zona Especial de Conservación Calahonda

Share This